?

Log in

Recent Entries Friends Archive Profile Tags To-Do List
 
 
 
 
 
 
Andrés Schipani
La Paz


Los casi 30.000 afro-bolivianos están de fiesta tras haber coronado a su primer "rey" desde las llegada de éstos a Bolivia en calidad de esclavos, hace casi 500 años.

Entre bailes, cantos y tambores, Julio Pinedo, descendiente "directo" de Bonifaz -quien fuera rey de una tribu en Senegal a principios del siglo XIV-, fue coronado rey en La Paz.

"Esto es un orgullo, siempre que me apoyen mis afro-bolivianos... Voy a trabajar mucho por ellos; sé que es mucho trabajo, pero lo voy a hacer con orgullo, como mi pueblo se merece", le decía el flamante rey a BBC Mundo.

Luego de ser traídos a América y desembarcados en el puerto del Callao, Perú, por traficantes portugueses, los africanos fueron vendidos como esclavos a los españoles para trabajar en la fundición de oro y plata en los ricos yacimientos de Potosí.

Pero el clima frío al cual no estaban acostumbrados -debido a su origen tropical africano-, hizo que fueran vendidos una vez más, esta vez a hacendados en la zona de los Yungas, a casi 1.700 metros de altura.

Pequeños agricultores

Hoy, la mayoría de los afro-bolivianos son pequeños agricultores que cultivan cítricos, plátano, café, y sobre todo, coca en esa región, bordeando la ciudad de Coroico.

Pero la alegría por esta coronación se hacía sentir en las calles del centro de la Paz.

"Ésta es una fiesta muy grande. Es la presentación de la autoridad de nuestro pueblo afro, nuestra máxima autoridad", comenta Julia mientras baila moviendo su falda típica por las calles de la ciudad.

"La alegría es inmensa", agrega.

Exclusión y reconocimiento

Pero no todo es alegría para los afro-bolivianos quienes, según ellos, se encuentran en la franja más pobre de la población boliviana y se sienten extranjeros en su propia casa.

"Esperamos que ahora el pueblo boliviano se de cuenta que nosotros somos parte de esta patria, tenemos el tricolor boliviano rojo, amarillo y verde encima de nosotros", dice Julia haciendo referencia a la bandera boliviana.

"Nacimos acá, tenemos los mismos derechos que cualquier otro boliviano... Así que estamos esperando que los bolivianos digan, 'sí, el pueblo afro también es Bolivia'".

Lo que ellos piden, aprovechando el día de la coronación, es el reconocimiento, que según ellos, nunca han tenido.

"Nosotros estamos haciendo lo imposible para que nos reconozcan dentro de Bolivia... Esta coronación es parte de nuestra lucha", le cuenta a la BBC Alejandro Iriondo, uno de los líderes políticos del poblado de Mururata en los Yungas.

"Estamos muy excluidos porque mucha gente, tanto en Bolivia como en el exterior, no sabe que existen los afro-bolivianos", recalcó.

Y esta falta de reconocimiento parece tener raíces muy profundas.

Según Mario Montaño, antropólogo de la Universidad de San Andrés, "nunca hubo un real conocimiento de quiénes son realmente los habitantes del territorio boliviano. Y ese precio lo han pagado, sobre todo, los afro-bolivianos que son minoría".

Constituyente

Pero además del reconocimiento de los bolivianos en general, la comunidad afro-boliviana está tratando de tener su lugar en la nueva constitución que tiene al gobierno del presidente Evo Morales en vilo debido a una feroz oposición.

"Nosotros queremos un reconocimiento por parte del Estado, a través de la nueva Constitución, el reconocimiento económico, social, cultural, político de nosotros, los afro-bolivianos", dice Marfa Inofuentes, Presidenta del Movimiento Cultural Saya Afro-Bolivano.

"Eso es fundamental para nosotros, sin ese reconocimiento, seguimos siendo invisibles e inexistentes para este gobierno, como lo hemos sido para otros".

El texto de la nueva constitución política del Estado sería el primero en la historia del país andino en incorporar el carácter multiétnico y pluricultural del Bolivia.

El texto "en grande" de la nueva Constitución fue aprobado la semana pasada y suscitó terribles protestas en la ciudad de Sucre.

La versión final o "en detalle" deber ser ratificada por la Asamblea Constituyente para el 14 de diciembre.

Derechos para todos

Pero sin un miembro afro-boliviano en la Asamblea Constituyente, las cosas no cambiarían mucho para esta comunidad después de esa fecha.

"Ellos están al margen de la tendencia que el actual presidente maneja, están apartados, entonces han existido algunas descoordinaciones entre el MAS y la comunidad afro-boliviana", explica Gualberto Kusi, director de la Jefatura de Derechos Humanos del Ministerio de Justicia de Bolivia.

"Al ser la población indígena una mayoría, sobre todo en comparación con los afro-bolivianos, en ese sentido no están reconocidos plenamente", agrega.

Pero para algunos, como Marfa, eso no basta. "Bolivia no es sólo indígena; también es negra".</a>

BBC Mundo
 
 
 
 
 
 
pensar que aun en tantos años nos siguen excluyendo, pero los afros deberan luchar por una superacion pese a las exclusividades, pues el unico camino creo yo es la superacion como personas, como profesionales llevara al cambio en todo el sitema. att. ray nova pinedo